EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (4)

Cuarta entrega de El Prado Florido del Norte de España en la que vemos algunos aspectos del diseño de plantación a tener en cuenta.

DISEÑO DE PLANTACIÓN

El diseño de la plantación de bulbos y vivaces que vayamos a naturalizar en nuestro prado florido debería tener en cuenta lo siguiente:

PUNTO DE VISTA DEL OBSERVADOR

El observador del prado suele estar a media o larga distancia de las plantaciones, por lo que es necesario plantar gran número de ejemplares de cada especie para causar impacto visual. Esto es así incluso cuando paseamos por los caminos abiertos en el prado, ya que siempre hay zonas alejadas del observador. Además las plantaciones pueden ser vistas desde diferentes puntos, aunque haya algunos dominantes como puedan ser ventanas o terrazas.

Prado florido en abril con glicinia florecida.
Prado florido en abril con glicinia florecida

MASAS MONOCROMÁTICAS

Causan más impacto visual las masas de flores monocolor que las masas de colores mezclados y, además, son muy comunes en nuestros paisajes. Las poblaciones de flores silvestres en los prados de siega tienden a crecer agrupadas y, por tanto, a producir manchas monocromáticas en el momento de la floración. Suele darse que una misma zona va adquiriendo diferentes colores a lo largo de la temporada, según van pasando las distintas floraciones.

A continuación vemos unos cuantos ejemplos :

Si queremos conseguir ese efecto naturalista tendremos que introducir en nuestro prado los bulbos y las plantas de la misma especie o variedad agrupadas por zonas.

Aún así, tampoco es raro encontrarse en los prados silvestres con mezclas de flores de especies herbáceas y bulbosas, aunque suele haber una de ellas que domina visualmente por su mayor tamaño o por su color más llamativo.

Orquídeas manchadas y Escilas de primavera en un prado húmedo
Espigas de la orquídea Androrchis mascula junto a panículas azules de Scilla verna en un prado húmedo.
Tipos de flores en un prado del norte: espigas de orquídeas y margaritas
Las espigas moradas de la orquídea Dactylorhiza elata junto a capítulos de Leucanthemum vulgare y Centaurea nigra ( entre otras)

MASAS COINCIDENTES EN EL TIEMPO

En los prados norteños también pueden coexistir masas de flores de diferentes especies al mismo tiempo, en este caso cada especie tiende a ocupar la zona donde las condiciones microclimáticas ( luz, humedad del suelo, ..) le son más propicias o está mejor adaptada a las mismas.

Berros de prado en un prado húmedo
Las masas de Cardamine pratensis ocupan las zonas más húmedas del prado, como son las zanjas de drenaje que lo rodean.

MASAS EN EL MISMO SITIO

Un mismo espacio o habitat puede albergar varias capas de plantas bulbosas con períodos o momentos de floración sucesivos. Por ejemplo: el mismo metro cuadrado podría contener azafranes de otoño ( fl. oct-nov), azafranes de invierno ( fl. ene-feb) , narcisos ( fl. feb-mar) , tableros de damas ( fl. mar-abr), camassias ( fl. abr-may) y orquídeas altas (fl. may).

PLANTACIÓN EN MASAS DE BULBOS

El tipo de plantación que se usa en diseños naturalistas y que más se ajusta a todo lo dicho anteriormente, es la plantación en masas ( “drift planting” en inglés). Son grupos de una sola especie bulbosa, que tienen formas redondeadas (elíptica , ameba, ..)   y no siguen patrones geométricos de plantación (marco real, tresbolillo, etc..). La forma tradicional de distribuir los bulbos sobre el terreno del prado florido para conseguir esa distribución consiste en lanzarlos al aire y plantarlos donde caigan ¡ Con cuidado de no perderlos entre la hierba!

Plantador de bulbos que utilizamos en nuestro prado
Este plantador de bulbos profesional es perfecto para plantar o trasplantar masas de bulbos
( Plantador de la tienda online Mis Herramientas de jardín )

La densidad de plantación ( número de bulbos por metro cuadrado) está influida por:

  • Tamaño y altura de las inflorescencias .
  • Capacidad de multiplicación y colonización.
  • Efecto ornamental que se quiera crear.
  • Presupuesto o cantidad de bulbos disponibles.

Por ejemplo, si queremos conseguir un efecto más potente e inmediato, podríamos plantar desde unos 10 ó 15 bulbos por metro cuadrado en bulbos de plantas grandes como camassias, hasta más de 50 bulbos por metro cuadrado en bulbos de plantas pequeñas como los azafranes. Hay que tener en cuenta que si las plantas se naturalizan bien, comenzarán a multiplicarse en poco tiempo.

JUEGOS DE COLOR

Cuando nuestro prado florido acoja especies arbóreas, arbustivas o herbáceas con coloraciones llamativas en primavera como glicinias, weigelias, lunarias,… o en otoño como arces, liquidambar, , caquis, … Podremos aprovechar esa circunstancia para situar a su alrededor bulbos que produzcan juegos de color interesante.

Más entradas de esta serie:

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (1)

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (2)

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (3)

2 opiniones en “EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (4)”

  1. Muchas gracias por tus indicaciones.
    Poco a poco el trocito de meadow de mi jardín va tomando forma. He tenido problema con alguna gramínea que he plantado como la Briza y al año siguiente no ha salido. Había esperado a segar a que se esparcieran las semillas. Esta primavera he vuelto a plantar mas. A ver si salen que me gusta mucho.

  2. Gracias a ti Cruz. No hay que desesperarse y siempre hay que seguir intentándolo. Ya sabes que el éxito de este tipo de plantaciones es muy variable y depende de muchas condiciones difíciles de controlar.
    De todas formas, la Briza máxima es una anual propia de suelos muy secos y pobres. La primera vez que la vi silvestre fue en unas dunas. Te digo esto porque puede suceder que la planta florezca, pero no sea capaz de reproducirse en un habitat muy distinto al suyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.