EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA(1)

Primera entrega de El Prado Florido en el Norte de España donde vemos lo que es un prado florido y las ventajas que tiene sobre el césped.

prado florido en abril
Abril: prado florido con orquídeas, botones de oro, camassias y tréboles

INTRODUCCIÓN

Una de las imágenes más evocadoras de la vida en el campo quizás sea la del prado con flores o prado florido. Esta aparece en la literatura, en la pintura, en el cine, en la publicidad , en la televisión . ¿Quién no recuerda a Heidi corriendo por los prados alpinos de su abuelo? ¿ o La Casa de la Pradera? o ¿ Quién no ha soñado con tumbarse en un campo de flores en primavera?.

Quizás sea por eso que los prados con flores ornamentales se cultivan desde hace mucho tiempo en países de gran tradición jardinera. Llevan años siendo parte integrante de parques y jardines de Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Alemania y otras naciones de jardinería avanzada.

Los prados floridos ocupan lugares de honor en los parques y son proyectados por grandes diseñadores de jardines. A estas alturas, ya se han desarrollado multitud de técnicas, variantes y estilos. Pero, como quien dice, acaban de llegar a España y poco a poco van introduciéndose en la jardinería pública y privada de la mano de unos pocos atrevidos. Diseñadores y jardineros que desafían con sus prados de flores la aridez de gran parte de la península ibérica.

Sin embargo, aquí en el Norte, tenemos la suerte de que el prado florido es un tipo de jardinería que encaja perfectamente en climas húmedos como el de la  Cornisa Cantábrica. Como cualquier diseño naturalista está inspirado en paisajes más o menos silvestres. En nuestra zona, podríamos considerar que traslada al jardín – mejorándolos – esos prados de siega y diente tradicionales destinados a la cría del ganado.

Prado florido con azafranes de otoño
Octubre: Azafranes de otoño en el césped del antiguo Jardín de la Isla
(Jardín Botánico Atlántico de Gijón)

Desde luego no rivalizan en color o espectacularidad con las praderas de flores anuales y vivaces de Inglaterra, pero se integran mejor en nuestros paisajes y , también, en nuestros recuerdos.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR UN PRADO FLORIDO?

Un prado florido, desde un punto de vista técnico, consiste en una matriz de vegetación permanente, mezcla de especies de gramíneas y de plantas herbáceas de flor – tanto autóctonas como introducidas – ,  que puede incorporar una o varias capas de especies bulbosas naturalizadas. Se distingue así  de los prados de flores anuales o mezclas de anuales o vivaces, que desde hace poco  se comercializan en España,  en que estos últimos no suelen llevar gramíneas en su composición.

Además podemos incorporar cualquier otro elemento del diseño vegetal del jardín, como son árboles ornamentales, frutales, arbustos, etc.. De forma que el prado florido se convierte en la capa que tapiza el terreno de nuestra composición.

Dado que despierta un merecido interés esta forma de jardinería, voy a contar a lo largo de estas entradas lo que hemos aprendido experimentando en nuestro prado florido situado en Oviedo.

Continúa en pág. 2

1 opinión en “EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA(1)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.