EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (2)

Segunda entrega de El Prado Florido en el Norte de España donde vemos la implantación y los criterios funcionales de selección de especies.

Prado del norte comenzando a espigar con flores de centaurea
Prado comenzando a espigar con flores moradas de Centaurea

TÉCNICAS DE IMPLANTACIÓN

El prado florido del norte puede ser creado de dos maneras distintas. Esto dependerá de que el terreno albergue una superficie de hierba establecida o que sea de nueva implantación.

Si partimos de una superficie de hierba establecida, es decir: un césped más o menos cuidado (como fue nuestro caso), ya tenemos hecha una parte del trabajo, pero es probable que algunas gramíneas no sean las más adecuadas por su altura o el tamaño de su hoja. Además, seguramente falten por introducir las especies de flor – tanto bulbosas como herbáceas – necesarias para aumentar la diversidad, la duración y el interés de las floraciones.

Si el prado florido es de nueva creación lo sembraremos de forma similar al césped, con la única diferencia de que la mezcla de semillas se compondrá de gramíneas, anuales y vivaces de flor. Actualmente existen en el mercado mezclas comerciales adaptadas a cada clima, aunque también se pueden crear ex profeso tras analizar las especies más idóneas para el lugar o aquellas existentes en los prados de los alrededores.

SELECCIÓN DE ESPECIES: CRITERIOS FUNCIONALES

Esta selección de especies se basa en lo observado realmente sobre el terreno y sirve tanto para la introducción de especies en el prado, como para la creación de un prado florido completamente nuevo.

La selección de especies debe tener en cuenta, ante todo, criterios funcionales como son su adaptación al clima, al suelo, a la competencia de las gramíneas y, muy importante, al régimen de siegas del prado. Si las plantas que introduzcamos no cumplen esas condiciones no van a poder prosperar y florecer adecuadamente.

ADAPTACIÓN AL CLIMA Y SUELO

También tendremos que tener en cuenta las características microclimáticas y de suelo del lugar. Es fácil encontrarnos en un mismo prado en el norte con zonas más soleadas, más húmedas o con un terreno más permeable que el resto. Lo que nos puede permitir incluir más diversidad de plantas en función de su adaptación.

Nosotros en ningún momento consideramos la posibilidad de añadir enmiendas al terreno por su coste y falta de eficacia a largo plazo. Es mucho más barato y sostenible adaptarse a las condiciones naturales del suelo.

CLIMA

La adaptación al clima nos obliga  a utilizar plantas provenientes de climas similares al de la cornisa cantábrica o presentes en zonas húmedas de entornos más secos.  Así , por ejemplo, gran parte de las especies de azafrán ( género Crocus) que se utilizan en jardinería (*) provienen  del entorno mediterráneo, forman parte de formaciones vegetales que necesitan mucha menos agua que aquellas dominadas por gramíneas y , por tanto, están bien adaptadas para su uso en rocallas, jardines alpinos, etc.. pero no tanto en el prado. 

Nosotros llegamos a la conclusión de que podremos utilizar muy pocas especies provenientes de esas regiones secas en nuestro prado. Lo que no quiere decir que esas mismas especies no vayan bien en otras zonas del mismo jardín. Por ejemplo, el Crocus tommasinianus no ha perdurado entre nuestra hierba, mientras que ha crecido y se ha multiplicado bien bajo árboles y arbustos de hoja caduca que son entornos más secos y similares a su  hábitat original.

SUELO

Como todos sabemos, los terrenos más sueltos o en pendiente retienen menos la humedad que los suelos fuertes, llanos o en vaguadas por lo que podremos variar la composición de nuestro prado florido en función de esas circunstancias.

Deberemos conocer pues las características físicas de nuestro terreno como son su textura y su permeabilidad. Existen pruebas muy sencillas que puede realizar cualquiera para hacerse una idea bastante acertada de ellas . También hay que tener en cuenta que, si la parcela es grande, esas características pueden variar mucho dentro de la misma

Por supuesto, si nuestro suelo tiene un pH muy alto o muy bajo tendremos que seleccionar cuidadosamente las especies. En nuestro caso, como el suelo de nuestro prado tiene un pH ligeramente ácido, este no ha sido un factor limitante.

Prado del norte en Mayo
Las gramíneas dominan los prados del Norte.

ADAPTACIÓN A LA COMPETENCIA DE LAS GRAMÍNEAS

Las gramíneas presentes en los prados del norte son, en su mayoría, plantas perennes estoloníferas o rizomatosas muy invasoras que tienen una gran capacidad de recubrimiento del terreno. Además, muchas de estas especies emiten sustancias alelopáticas, es decir: liberan sustancias que inhiben la germinación de las semillas o el desarrollo de otras plantas. Sólo las especies resistentes a las gramíneas serán capaces de sobrevivir y multiplicarse en nuestro prado. 

Por ejemplo, en el caso de los azafranes del punto anterior, la presencia de las poáceas en su zona original es escasa y poco dominante, por lo que esas  y otras plantas de su entorno, son poco capaces de aguantar o adaptarse a la tremenda competencia del pasto cantábrico.

Sin embargo, las gramíneas son apreciadas porque, además de formar el tapiz permanente y asegurarnos verdor durante el año, tienen otras características que les otorgan gran valor ornamental: Se mueven con el viento cuando están altas, sus espigas captan muy bien los diferentes matices de la luz y hasta son capaces de condensar la niebla. Sin embargo, estas características están limitadas porque como el espigado se da al final de la primavera,  la abundancia de lluvias tumba las plantas y puede complicar algo la siega del prado.

Por tanto, las especies de herbáceas y bulbosas cuya introducción es más segura son las plantas autóctonas presentes en los prados de los alrededores o aquellas que conviven en sus habitats originales con otras gramíneas.

(*) Muchas de las bulbosas que citamos, al ser poco conocidas y no cultivarse generalmente en nuestros jardines, no se encuentran en los viveros ni en los garden center cercanos , por lo que es necesario comprarlas en proveedores extranjeros ( Eurobulb, Raziel, etc..) o acudir a las listas de intercambio y multiplicarlas.

Continúa en la siguiente página

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA(1)

Primera entrega de El Prado Florido en el Norte de España donde vemos lo que es un prado florido y las ventajas que tiene sobre el césped.

prado florido en abril
Abril: prado florido con orquídeas, botones de oro, camassias y tréboles

INTRODUCCIÓN

Una de las imágenes más evocadoras de la vida en el campo quizás sea la del prado con flores o prado florido. Esta aparece en la literatura, en la pintura, en el cine, en la publicidad , en la televisión . ¿Quién no recuerda a Heidi corriendo por los prados alpinos de su abuelo? ¿ o La Casa de la Pradera? o ¿ Quién no ha soñado con tumbarse en un campo de flores en primavera?.

Quizás sea por eso que los prados con flores ornamentales se cultivan desde hace mucho tiempo en países de gran tradición jardinera. Llevan años siendo parte integrante de parques y jardines de Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Alemania y otras naciones de jardinería avanzada.

Los prados floridos ocupan lugares de honor en los parques y son proyectados por grandes diseñadores de jardines. A estas alturas, ya se han desarrollado multitud de técnicas, variantes y estilos. Pero, como quien dice, acaban de llegar a España y poco a poco van introduciéndose en la jardinería pública y privada de la mano de unos pocos atrevidos. Diseñadores y jardineros que desafían con sus prados de flores la aridez de gran parte de la península ibérica.

Sin embargo, aquí en el Norte, tenemos la suerte de que el prado florido es un tipo de jardinería que encaja perfectamente en climas húmedos como el de la  Cornisa Cantábrica. Como cualquier diseño naturalista está inspirado en paisajes más o menos silvestres. En nuestra zona, podríamos considerar que traslada al jardín – mejorándolos – esos prados de siega y diente tradicionales destinados a la cría del ganado.

Prado florido con azafranes de otoño
Octubre: Azafranes de otoño en el césped del antiguo Jardín de la Isla
(Jardín Botánico Atlántico de Gijón)

Desde luego no rivalizan en color o espectacularidad con las praderas de flores anuales y vivaces de Inglaterra, pero se integran mejor en nuestros paisajes y , también, en nuestros recuerdos.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR UN PRADO FLORIDO?

Un prado florido, desde un punto de vista técnico, consiste en una matriz de vegetación permanente, mezcla de especies de gramíneas y de plantas herbáceas de flor – tanto autóctonas como introducidas – ,  que puede incorporar una o varias capas de especies bulbosas naturalizadas. Se distingue así  de los prados de flores anuales o mezclas de anuales o vivaces, que desde hace poco  se comercializan en España,  en que estos últimos no suelen llevar gramíneas en su composición.

Además podemos incorporar cualquier otro elemento del diseño vegetal del jardín, como son árboles ornamentales, frutales, arbustos, etc.. De forma que el prado florido se convierte en la capa que tapiza el terreno de nuestra composición.

Dado que despierta un merecido interés esta forma de jardinería, voy a contar a lo largo de estas entradas lo que hemos aprendido experimentando en nuestro prado florido situado en Oviedo.

Continúa en pág. 2

Ataques generalizados de la oruga del boj

La oruga del boj sigue su avance imparable en toda la zona cantábrica y empieza a suponer un gran riesgo tanto para las plantaciones en jardines como para las poblaciones silvestres de Buxus sempervirens.

Evolución de la oruga del boj durante el 2018

Las condiciones climáticas de  este  año 2018, mucho más lluvioso y frío que el 2017 con olas de calor intercaladas, han tenido como consecuencia un inicio tardío de la actividad de la plaga y , además , un desarrollo irregular de los insectos; Así se pueden ver sobre la misma planta insectos en distintas fases larvarias e incluso pupas, al tiempo que se producen numerosas capturas de polillas en las trampas.

 

Este «solapamiento» de las generaciones de la oruga del boj obliga a utilizar sustancias más efectivas contra las fases larvarias avanzadas de la plaga , como puede ser la azadiractina (Aceite de Neem), las piretrinas y los piretroides.

Estos productos son menos selectivos que el Bacillus thuringiensis y su aplicación indiscriminada es una amenaza para los insectos útiles como las abejas. Por eso se recomienda su utilización al amanecer o al atardecer, horas del día en que las abejas no suelen estar presentes, aplicarlos lejos de los macizos de flores donde liban y en condiciones de ausencia de viento y con temperatura templada (inferior a 25ºC)  que eviten la deriva de estas sustancias a zonas indeseadas.

 

 

LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA REAVIVA EL ATAQUE DE LA ORUGA DEL BOJ

LA ORUGA DEL BOJ INVADE LOS JARDINES DE ASTURIAS

Hace poco más de un año avisábamos de que la plaga de la  oruga del boj había llegado a Asturias y de que la polilla Cydalima perspectalis comenzaba su acción parasitaria de los bojes de la región.

Mediante la implantación de los sistemas de lucha integrada contra la oruga del boj conseguimos que las plantas situadas en los  jardines cuidados por ACANTO jardinería y paisajismo se mantuvieran libres de la misma durante el año 2017.

 

Sin embargo, numerosas plantas de la zona se dejaron sin tratar por lo que el aumento de la plaga fue imparable y ahora se encuentra extendida por todo el Principado.  De forma que ya es fácil ver plantas absolutamente devoradas en diferentes zonas de la región.

 

LAS LARVAS INVERNANTES REINICIAN SU ACTIVIDAD

Tras un invierno especialmente húmedo y largo , con el consiguiente retraso en la brotación primaveral, la llegada del buen tiempo ha dado lugar a un gran incremento en la actividad de las larvas invernantes. Esto ha motivado  que nos lleguen consultas  y peticiones de tratamientos procedentes de toda la región.

ES NECESARIO COMENZAR YA LA LUCHA INTEGRADA

Los propietarios de estas plantas  deberían revisarlas con cuidado para encontrar las señales de su presencia y , en caso necesario, dar los tratamientos oportunos para eliminar las orugas del boj presentes.

 

 

 

 

Pero, sobre todo, sería muy eficaz  que tomaran la precaución de instalar trampas de feromonas que les avisaran de la aparición de las sucesivas generaciones de esta plaga.

Trampa colocada en un jardín histórico de estilo francés.

Los técnicos de ACANTO jardinería y paisajismo, mediante la colocación y supervisión de trampas «polilleros» cebadas con las feromonas específicas de la polilla del boj, detectamos la aparición de tres generaciones de polillas en el período comprendido entre Mayo y Noviembre del año pasado. Esta detección temprana de la plaga nos permitió dar tratamientos con Bacillus Thuringiensis respetuosos con el medio ambiente y muy eficaces contra las fases larvarias iniciales. La eliminación de estas  generaciones sucesivas de orugas del boj mantuvo el perfecto estado sanitario de nuestras plantas y evitó una mayor diseminación de la polilla. Por ello animamos a todos los propietarios de jardines con ejemplares de boj a que instalen trampas de feromonas y se unan al control biológico de la plaga en toda la zona cantábrica.

 

 

El control del PICUDO ROJO en Asturias y la Lucha Integrada

El PICUDO ROJO de las palmeras ya se encuentra en Asturias

Palmeras de Canarias y palmito elevado en  la sidrería de Latores ( Oviedo)

Como sabrán nuestros lectores, advertíamos en nuestro artículo  de Noviembre del 2015 «El Picudo Rojo amenaza las palmeras del Norte de España» de la cercanía de esta plaga y ,además, considerábamos necesario que las administraciones públicas informaran sobre el Picudo Rojo e hicieran un censo de las palmeras de nuestra zona.

Lamentablemente esa advertencia se ha hecho realidad: ya se detectaron ataques del Picudo Rojo en el centro del Principado, como recogió la prensa del día 22 de Noviembre del año 17.

Reacción de las administraciones asturianas

Pues bien, el Picudo Rojo acaba de ser reconocido oficialmente como organismo nocivo presente en el Principado de  Asturias. Así aparece en la  disposición del Bopa del jueves 22 de febrero del 2018  dictada por la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos naturales.

Esa disposición también dicta unas medidas fitosanitarias de obligado cumplimiento: comunicar la localización de las palmeras, tomar las medidas preventivas recomendadas, efectuar las labores de poda y los tratamientos fitosanitarios adecuadamente, proceder a la eliminación de las plantas afectadas, prohibición de plantación de plantas sensibles sin pasaporte fitosanitario, y otras medidas culturales y administrativas para evitar la extensión de la plaga.

En esta disposición no se describe en profundidad el control de la plaga de forma sostenible mediante las técnicas actuales de Lucha Integrada. Estas técnicas son  efectivas, fáciles de aplicar y muy respetuosas con el medio ambiente, por ello vamos a explicarlas más adelante.

El Boletín Fitosanitario de febrero del 2018 , publicado por la Sección de Sanidad Vegetal de dicha Consejería, da información clara y práctica sobre el combate de la plaga y ya incluye formas de lucha biológica.

Picudo Rojo atraído por el sustancias olfativas

El Ayuntamiento de Oviedo ha emitido el bando « CUIDADO DE PALMERAS ANTE LA PLAGA DE PICUDO ROJO»  preocupado por la afectación de la plaga a las palmeras de la ciudad y el Ayuntamiento de Gijón colabora con el Gobierno del Principado en la «Campaña de erradicación y control del «picudo rojo».

Censo obligatorio de las palmeras

Todos los propietarios de palmeras de especies sensibles ( Ver anexo ) están obligados a inscribir sus ejemplares en el censo de  la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos naturales rellenando este formulario. Además la Ayuntamiento de Oviedo también ha puesto en marcha un Registro obligatorio de las palmeras sensibles al Picudo Rojo y el Ayuntamiento de Gijón facilita la inscripción en el censo de palmeras de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos naturales en su página web.

Los propietarios de palmeras que lo deseen pueden ponerse en contacto con ACANTO jardinería y paisajismo para identificar sus palmeras o ayudarles en la inscripción en los censos.

Estrategia y técnicas de Lucha Integrada contra el Picudo Rojo

La Lucha Integrada establece una estrategia de control del picudo rojo que comienza con la monitorización in situ de la plaga.

Trampa de suelo contra el Picudo Rojo

Esta se lleva a cabo con trampas de feromonas ( atrayentes sexuales) y kairomonas (compuestos químicos cuyo efecto beneficia al receptor) especialmente diseñadas para estos insectos y que se disponen en la base de las palmeras.

 

El uso de la trampa nos permite saber el momento adecuado para dar los tratamientos y , además, sirve para la captura masiva de ejemplares de la plaga.

En el momento en que cae el picudo rojo en la trampa empieza la fase de tratamiento. Se pueden dar tratamientos de varios tipos:

1.- Endoterapia mediante inyección de productos fitosanitarios bajo el «cogollo» de hojas de la palmera.

Botellas para tratamientos de inyección al fuste de la palmera.

2.- Tratamiento químico mediante riegos sobre el cogollo de hojas.

Nemátodos de la especie Steinernema carpocapsae vistos al microscopio.

3.- Tratamiento biológico con organismos que atacan al picudo rojo como son los nemátodos ( Steinernema carpocapsae ) y hongos (Beauveria bassiana ) entomopatógenos. Son microorganismos  muy eficaces para la destrucción de las larvas por su  capacidad para acceder a las galerías donde no llegan los productos fitosanitarios convencionales y que además no producen fenómenos de resistencia.

La combinación adecuada de estos tratamientos depende sobre todo de las condiciones ambientales y de las condiciones de la palmera.

Estas técnicas de Lucha Integrada han demostrado su eficacia para el control del Picudo Rojo en otras comunidades de España, por lo que deberíamos empezar a utilizarlas ya en Asturias, junto con los cuidados culturales y medidas fitosanitarias dictadas por  la administración autonómica.

Anexo: Lista de especies sensibles

Hay que inscribir en los censos las plantas, excepto los frutos y las semillas, cuyo tallo tenga en la base un diámetro superior a cinco centímetros, de Areca catechu, Arecastrum romanzoffianum (Cham.) Becc., Arenga pinnata, Borassus flabellifer, Brahea armata, Butia capitata, Calamus merillii, Caryota maxima, Caryota cumingii, Chamaerops humilis, Cocos nucifera, Corypha gebanga, Corypha elata, Elaeis guineensis, Howea forsteriana, Jubea chilensis, Livistona australis, Livistona decipiens, Metroxylon sagu, Oreodoxa regia, Phoenix canariensis, Phoenix dactylifera, Phoenix theophrasti, Phoenix sylvestris, Sabal umbraculifera, Trachycarpus fortunei y el género Washingtonia

 

PRIMERAS CAPTURAS DE POLILLA DEL BOJ

LAS TRAMPAS DE FEROMONAS DAN LA ALERTA

Ya se están empezando a producir los primeros vuelos de ejemplares adultos de la polilla del boj  ( Cydalima perspectalis) de este año 2017.

Esta foto, tomada en un jardín de Ondarríbia (Guipuzcoa) , nos muestra un par de polillas macho capturadas en una trampa de feromonas el día 25 de este mes de mayo.

Sin embargo, en Oviedo,  la primera captura  de la polilla del boj se produjo el día 29 de mayo. Este retraso se debe seguramente al clima algo más frío de la capital asturiana.

Si la emergencia de las polillas sucede de forma normal, seguiremos capturando ejemplares hasta mediados del mes de junio.

URGE TRATAR LA PLAGA

Durante ese tiempo, estos lepidópteros se aparearán, realizarán las puestas y comenzará de nuevo la acción destructiva de las larvas.

Por lo que estas capturas, que nos indican la aparición de una nueva generación de polillas, también nos avisan de la urgencia de empezar a dar los tratamientos necesarios

En ACANTO jardinería y paisajismo usaremos   el insecticida biológico Bacillus thuringiensis var. Kurstaki , uno de los  productos más utilizados en la jardinería sostenible por su eficacia en las fases larvarias tempranas y sus ventajas medioambientales.

 

ATAQUE DE LA POLILLA DEL BOJ (3)

COMENZAMOS LA LUCHA INTEGRADA CONTRA LA POLILLA DEL BOJ

Ejemplares adultos de la Cydalima perspectalis o polilla del boj.

La aparición de la nueva generación de la polilla del boj esta muy cercana en el tiempo, por lo que en ACANTO jardinería y paisajismo ya empezamos a tomar las medidas de MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS para su detección y control.

Medios de control biológico: trampas polilleras, feromonas, Bacillus thuringiensis, etc..

La detección temprana de los vuelos de la polilla del boj nos permitirá el CONTROL BIOLÓGICO de este insecto. Este tipo de control sólo es posible actualmente en las fases larvarias iniciales y se realiza mediante el tratamiento con Bacillus thuringiensisEste insecticida biológico es completamente respetuoso con el medio ambiente ya que es selectivo, no afecta a las especies de insectos útiles y no es tóxico ni deja restos contaminantes.

COLOCACIÓN DE TRAMPAS DE FEROMONAS

Trampa situada en un jardín histórico de estilo francés.

Por ello hemos empezado la colocación de trampas de feromonas ( atrayentes sexuales ) específicas de la polilla del boj en lugares sensibles como jardines históricos de estilo francés con abundancia de setos de boj.

Cebo de la trampa para polillas con el difusor de feromonas específicas de la Cydalima perspectalis.

La colocación de un número suficiente de trampas cumple la doble función de aviso del inicio de la plaga y,  por tanto, del inicio de los tratamientos; así como de control de la misma mediante la captura masiva de polillas.

Trampa de feromonas colocada en el perímetro de un jardín histórico.

ATAQUE DE LA POLILLA DEL BOJ (2)

Boj completamente defoliado en la zona de El Cristo de Oviedo.

La polilla del boj ( Cydalima perspectalis)  continúa su ataque en la zona centro asturiana.

Oruga de la polilla del boj alimentándose de la corteza de una planta defoliada.

Hemos apreciado daños e infestación de orugas en varias zonas de Oviedo: Campus de El Cristo, Montecerrao, Latores,.. y en la Urbanización La Fresneda.

Oruga de polilla de boj alimentándose sobre una planta muy dañada.

Además ya hemos detectado,  junto a orugas en estados larvarios avanzados, la presencia de las primeras ninfas o pupas que darán lugar a una nueva generación de polilla de boj.

Ninfa de polilla de boj en el campus de El Cristo de Oviedo

Si la metamorfosis de estos insectos se desarrolla de forma normal, las primeras polillas aparecerán a finales de este mes de mayo. De todas formas, para controlar sus vuelo de manera efectiva, el personal de Acanto jardinería y paisajismo ha capturado algunas ninfas y va a proceder a la colocación de trampas con feromonas.

Esta nueva generación de la polilla del boj realizará los apareamientos y las puestas de huevos durante los diez días siguientes a su aparición. Los huevos eclosionarán inmediatamente y empezarán a devorar las hojas de las plantas donde se efectúen las puestas. Para entonces conviene estar preparados y comenzar a dar los tratamientos inmediatamente.

 

 

COMIENZAN LOS ATAQUES DE LA POLILLA DEL BOJ

Daños ocasionados por la polilla del boj

Se han iniciado ya los ataques de las larvas de la polilla del boj ( Cydalima perspectalis ) sobre los bojes presentes en parques y jardines. Las orugas invernantes de esta mariposa nocturna comenzaron a alimentarse con la llegada de la primavera y ya se aprecian daños significativos en las plantas infectadas.

UNA PLAGA IMPORTADA SIN ENEMIGOS NATURALES

Esta plaga originaria del Este de Asia, que llegó a Alemania en el año 2006 y desde allí se extendió a toda Europa,  está presente en Galicia desde el 2014 y ya la encontramos por toda la cornisa cantábrica y otras zonas del norte de España.

Polilla del boj

Esta especie invasora ha causado daños gravísimos a las poblaciones naturales y cultivadas de boj en toda Europa, de forma que se la considera una grave amenaza para los ecosistemas donde el boj está presente y, por supuesto, para los bojes cultivados en jardines.

Es tal la alarma generada que su presencia ha obligado al cierre de parques para su tratamiento en Galicia.

Continuar leyendo «COMIENZAN LOS ATAQUES DE LA POLILLA DEL BOJ»

Flores mes a mes

Flores de mayo
Macizo de flores en Mayo: Amapolas, Calas, Dedaleras, Gitanillas, Lirios, Manzanilla, Minutisas y Salvias. ( Oviedo, Asturias)

Aunque un jardín tiene bastantes más componentes que las flores que lo adornan y colorean, las necesita para aumentar su atractivo y evitar la monotonía, de tal forma que su presencia es prácticamente imprescindible para que un  jardín sea considerado como tal. Tan arraigada está esta idea que se utiliza la expresión “es como un jardín sin flores” para destacar que falta lo esencial para que este completo el objeto referido.

Ya Gregorio de los Ríos, jardinero de Felipe II, en su libro Agricultura de jardines ( Madrid, 1592) nos dice que el jardín no requiere plantas medicinales o árboles frutales si no “flores agradables a la vista” y “árboles de flores que tenga olor y vista”. Más adelante nos da una lista alfabética  de “plantas de yerbas y flores acomodadas para adornar y hermosear jardines”, donde encontramos plantas que se siguen utilizando mucho actualmente como las “Açucenas”, “Bioletas”, Claveles, “Clavellinas”, Campanillas , “Gradiolos”, Jacintos, Lirios, Narcisos, etc.. y algunas que son más difíciles de ver como la Angélica.

Continuar leyendo «Flores mes a mes»