COMIENZAN LOS ATAQUES DE LA POLILLA DEL BOJ

Daños ocasionados por la polilla del boj

Se han iniciado ya los ataques de las larvas de la polilla del boj ( Cydalima perspectalis ) sobre los bojes presentes en parques y jardines. Las orugas invernantes de esta mariposa nocturna comenzaron a alimentarse con la llegada de la primavera y ya se aprecian daños significativos en las plantas infectadas.

UNA PLAGA IMPORTADA SIN ENEMIGOS NATURALES

Esta plaga originaria del Este de Asia, que llegó a Alemania en el año 2006 y desde allí se extendió a toda Europa,  está presente en Galicia desde el 2014 y ya la encontramos por toda la cornisa cantábrica y otras zonas del norte de España.

Polilla del boj

Esta especie invasora ha causado daños gravísimos a las poblaciones naturales y cultivadas de boj en toda Europa, de forma que se la considera una grave amenaza para los ecosistemas donde el boj está presente y, por supuesto, para los bojes cultivados en jardines.

Es tal la alarma generada que su presencia ha obligado al cierre de parques para su tratamiento en Galicia.

La extrema peligrosidad de la polilla del boj radica no sólo en la voracidad de las orugas, si no, sobre todo, en su capacidad para tener varias generaciones al año y en la ausencia de enemigos naturales  que puedan limitar sus poblaciones en nuestra zona. Curiosamente, aquí sólo es atacada  por la avispa asiática  (Vespa velutina) , otra plaga invasora procedente de la misma zona geográfica.

UN CICLO VITAL QUE AUMENTA SU PELIGROSIDAD

La polilla del boj pasa el invierno en fase de oruga protegida entre hojas enrolladas. Cuando llega el buen tiempo, las orugas despiertan y comienzan a alimentarse vorazmente de las hojas, defoliando parte de la planta, hasta que forman un capullo sedoso y se transforman en polillas. Las polillas se desplazan volando, se aparean, hacen puestas de huevos en las hojas interiores de las plantas y de ellos nacen nuevas orugas.

Este ciclo se repite tres o cuatro veces desde la primavera hasta la llegada de los días cortos del invierno, por lo que la población de orugas de polilla del boj se multiplica de forma exponencial  si no se controla de algún modo; de forma que pueden defoliar completamente las plantas e incluso llegar a matarlas al alimentarse también de la corteza.

CÓMO DETECTAR LA INVASIÓN

Es fácil detectar la presencia de la plaga en plantas débiles o que llevan tiempo siendo devoradas pues se aprecian a simple vista hojas mordidas o esqueléticas, hilos sedosos, bolitas verdes de excrementos , hojas enrolladas formando nidos e incluso las orugas de distintos tamaños en plena actividad.

Bola de boj aparentemente libre de la plaga

Es más difícil verlas cuando los bojes están muy sanos y bien podados ya que las larvas se alimentan y refugian en las partes interiores de la planta. Si detectamos indicios de su presencia como son zonas de hojas más oscuras con los brotes comidos  o con hilos sedosos, será necesario abrir la masa de hojas y buscar en el interior. Si encontramos una sola oruga, lo más seguro es que la planta esté infestada ya que la polilla del boj adulta hace puestas de entre 5 y 20 huevos en el envés de las hojas; cuando éstos eclosionan nacen las pequeñas orugas que se dispersan en un radio de 20 cm. alrededor.

Detalle de los daños

Un medio eficaz para detectar la presencia de polillas y controlar su número es la utilización de trampas con cebo de feromonas. Las feromonas son sustancias que atraen a los machos de la especie y que permite capturarlos al inicio de los vuelos. Los primeros vuelos pueden producirse a partir de mayo y, en función de la climatología, repetirse dos o tres veces durante la temporada.

COMBATE DE LA POLILLA DEL BOJ

Interior de planta atacada: hilos de seda y excrementos

Una vez detectadas las primeras polillas se puede prevenir la infestación mediante la cubrición de las plantas con redes finas. Si es inviable el uso de redes, podemos recurrir a procedimientos de lucha biológica respetuosos con el medio ambiente como es el uso del Bacillus thuringiensis ssp. Kurstaki(Btk). Esta bacteria produce la muerte de la oruga en pocas horas cuando es ingerida por ella y se recomienda en detecciones tempranas de la plaga. También están autorizados los tratamientos con sustancias químicas similares al piretro (piretroides) y naturales como el aceite de parafina y el azadiractin.

Oruga de polilla de boj

Es importante tomar conciencia de la peligrosidad que esta nueva especie invasora supone para las plantas de nuestros jardines y ecosistemas naturales, y de la necesidad que existe de controlarla y tratar de frenar su expansión.

 

https://en.wikipedia.org/wiki/Cydalima_perspectalis

http://www.cabi.org/isc/datasheet/118433

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+MOTION+B8-2016-1209+0+DOC+XML+V0//ES

http://www.efa-dip.org/ga/Servicios/Info_Fitosanitaria/Avisos/Aviso_2017-04-07.htm

 

4 opiniones en “COMIENZAN LOS ATAQUES DE LA POLILLA DEL BOJ”

    1. Gracias por tu comentario Cruz. Es muy importante estar alerta y combatir la plaga lo antes posible, pues sería una pena que acabara con esta planta tan significativa de nuestros jardines. De todas formas, tenemos la suerte de que los medios de combate ya han sido desarrollados en los países donde sufren la polilla del boj desde hace años. Como ya hay formas de control ecológicas y efectivas, sólo hace falta aplicarlas.

    1. Gracias EL, sería muy bueno tratar las plantas de los jardines de la ciudad, pero no basta con eso. Hay que dar la máxima publicidad y difusión posible a esta alerta ya que hay muchos bojes que se encuentran en otros pueblos y ciudades. Además de todos los bojes silvestres que también se verán afectados y dependen de las diputaciones y comunidades autónomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.