EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA (5)

INTRODUCCIÓN DE ESPECIES

Las especies a utilizar en nuestro prado florido – que cumplen las condiciones expuestas en el apartado de selección de especies – pueden ser autóctonas o introducidas. Además, podemos clasificarlas de forma “jardinera” en plantas bulbosas, plantas herbáceas vivaces, bianuales, anuales y gramíneas.

ESPECIES FÁCILMENTE NATURALIZABLES

Como dije anteriormente, utilizamos especies fácilmente naturalizables en hierba. Estas son aquellas plantas bulbosas o herbáceas que, una vez plantadas en el prado, permanecen en el mismo lugar durante varios años sin que tengamos que hacer más trabajos para que pervivan y florezcan.

Consideraremos que una planta introducida está completamente naturalizada cuando comprobemos que:

  • Aumenta el número de flores o brotes por planta. Ocurre por multiplicación vegetativa y es común en plantas bulbosas de los géneros Narcissus, Leucojum, Camassias, Iris, …  
  • Aumenta el número de plantas presentes. Esto puede ocurrir bien por dispersión y germinación natural de las semillas (anuales y herbáceas), bien por expansión vegetativa mediante rizomas y estolones ( Crocus nudiflorus, Leucanthemum vulgare, Achillea millefolium, etc..). Estas plantas estoloníferas colonizan el terreno rápidamente y tienden a ser invasivas.

ESPECIES A SEMBRAR

Normalmente tendremos que sembrar las nuevas plantas anuales, gramíneas y algunas vivaces que queramos incorporar.

Aquellas plantas obtenidas mediante la siembra en semillero – semillas recolectadas o compradas – podremos pasarlas a tierra en el momento en que estén suficientemente enraizadas y el tamaño de la plántula lo permita; a ser posible esto lo haremos en vegetación con tiempo húmedo.

En cualquier caso, la forma más segura de introducción de las vivaces es mediante plantitas en cepellón o contenedor.

BANCO DE SEMILLAS

Si el prado florido es de nueva implantación, es seguro que al cabo de muy poco tiempo aparecerán espontáneamente multitud de especies no incluidas en la mezcla sembrada. Esto es debido a la existencia de un banco de semillas en las capas superficiales de todos los suelos de nuestra zona.

Estas semillas se encuentran durmientes en la tierra, pero «despertarán» y germinarán en el momento en que preparemos el terreno para la siembra. Muchas de ellas son las «malas hierbas» que estropean las siembras de los céspedes clásicos.

ESPECIES BULBOSAS

La mayor parte de los bulbos del prado florido son de plantación otoñal, ya que florecen en invierno o primavera casi todos ellos. El otoño es la época más adecuada para introducirlos y , además,  es cuando podremos encontrarlos en los viveros y proveedores especializados.

Fotos por cortesía de Marián Parra de la Tienda Botánica del Jardín Botánico Atlántico de Gijón.

LISTA DE ESPECIES

Una lista no exhaustiva de plantas adaptadas a nuestro prado situado en Asturias es:

Clave: * nueva en el prado, a autóctona

HERBÁCEAS DE FLOR

Achillea millefolium sb. millefolium
Ajuga reptans
Bellis perennis
Cardamine pratensis (a*)
Centhaurea nigra
Galium verum
Hypochaeris radicata
Leontodon hispidus
Leucanthemum vulgare
Linum bienne
Lotus corniculatus
Lychnis flos cuculi (a*)
Mentha suaveolens
Plantago lanceolata
Plantago major
Primula veris (a*)
Prunella vulgaris
Ranunculus bulbosus
Rhinanthus minor (a*)
Stellaria gramineae
Taraxacum officinale
Trifolium pratense
Trifolium repens

BULBOSAS (*)

Allium triquetrum (a)
Androrchis mascula (a* )
Asphodelus albus (a)
Camassia leitchlinii caerulea
Crocus nudiflorus (a)
Crocus serotinus (a)
Crocus speciosus
Crocus vernus
Dactylorhiza elata (a)
Fritillaria meleagris
Hyacinthoides hispanica (a)
Hyacinthoides non stricta (a)
Iris*hollandica
Leucojum aestivum
Narcissus bulbocodium (a)
Narcissus minor (a)
Narcissus «Thalia»
Narcissus “Tête à tête”
Ophrys apifera (a)
Ornithogalum umbellatum
Scilla verna (a)
Serapias cordigera (a)
Serapias lingua (a)

GRAMÍNEAS

Agrostis capillaris Hoja fina, 70 cm., perenne estolonífera/rizomatosa
Alopecurus pratensis Hoja ancha, 110 cm. estolonífera/rizomatosa
Cynosorus cristatus Hoja fina, vivaz, 80 cm. cespitosa.
Dactylis glomerata Hoja fina, 120 cm. , perenne, cespitosa.
Holcus lanatus Hoja ancha, 100 cm. perenne
Lolium perenne Hoja fina, 80 cm. , perenne, cespitosa
Poa pratensis Hoja fina, 60 cm. perenne, estolonífera/rizomatosa

Próximamente iremos viendo las especies menos conocidas y más interesantes para nuestro prado.

Más entradas de esta serie:

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA 1

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA 2

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA 3

EL PRADO FLORIDO DEL NORTE DE ESPAÑA 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.