TEMPORADA DE BULBOS

Otoño jardín 6
Flores de mayo
Macizo de flores de mayo: Amapolas, Calas, Dedaleras, Gitanillas, Lirios, Manzanilla, Minutillas, Salvias.

Se acerca el otoño y es el momento de planear el jardín para la próxima primavera. ¡ Ha llegado la temporada de los bulbos de plantación otoñal!

Si queremos disfrutar de un jardín espectacularmente florido tras el invierno o tener un montón de flores para cortar y utilizar en ramos, este es el mejor momento para pensarlo, comprar las semillas y bulbos que necesitaremos – especialmente los bulbos – y plantarlos en el jardín.

YA LLEGAN LOS BULBOS DE OTOÑO

Los suministradores especializados de bulbos, tanto nacionales como extranjeros, ya están recogiendo los pedidos para que los aficionados podamos tenerlos a finales de este mes de septiembre o inicios de octubre.

Bulbos preparados para plantar ( Foto cortesía de la Tienda Botánica)

Podremos plantarlos durante todo el otoño hasta el inicio de los fríos invernales, sin embargo conviene hacerlo cuanto antes ya que esto supone muchas ventajas para nosotros y nuestras plantas:

  • Las lluvias otoñales ayudarán a que el terreno tenga un buen tempero (*) por lo que nos costará menos prepararlo para la plantación y , además, los bulbos encontrarán la humedad y temperaturas necesarias para comenzar su enraizamiento.
  • Los parásitos – como roedores, insectos u hongos – tienen menos posibilidades de dañar nuestros bulbos de temporada una vez plantados. También tenemos que pensar que hay bulbos que se pueden secar y estropear rápidamente, sobre todo si se encuentran al aire o no están convenientemente almacenados. Por regla general, el bulbo debe estar el menor tiempo posible fuera de su medio natural que es el suelo.
  • Las plantaciones tempranas dan como resultado floraciones más tempranas y prolongadas, ya que los bulbos enraízan antes y se desarrollan mejor.

CONVIENE ELEGIR BIEN LOS BULBOS DE TEMPORADA

Antes de pedir los bulbos tendremos que pensar varias cuestiones importantes para tener éxito en su cultivo y floración tales como:

  • Sitio donde los vamos a cultivar:
    • Clima y microclima: temperaturas, pluviometría, etc..
    • Luz y Exposición: sol , sombra o media sombra
    • Suelo: contenido de humedad, drenaje, acidez, riqueza, etc..
    • Espacio disponible..
  • Tipo de plantas y flor:
    • Altura
    • Color de las flores,
    • Espacio que ocupan,
    • Momento y duración de la floración,
    • Aroma
    • Destino: flor de corte u ornamentación del jardín.
    • Ciclo vegetativo
Calendario de floración de algunos bulbos de plantación en otoño
  • Estilo de jardín y diseño de plantación:
    • Plantación en macizos de flor
    • Plantación en huerto de flores
    • Plantación para naturalizar bajo árboles o en la hierba.

Todo lo anterior influye en la elección de especies y variedades de bulbos, el número de ellos que nos conviene comprar y en las labores preparatorias que tendremos que acometer. Y , aunque parezcan demasiadas cuestiones a tener en cuenta, esta planificación previa nos evitará disgustos y fallos, además de ahorrarnos dinero.

Y SABERLOS COMPRAR

Cada vez es más fácil encontrar bulbos de temporada, tanto conocidos, como raros, en grandes superficies, centros de jardinería, tiendas de suministros agrícolas e incluso en algunas cadenas de supermercados. Así, a partir de ahora podremos ver expuestas en las estanterías bolsas con unas cuantas variedades de Azafranes, Narcisos, Tulipanes, Jacintos, Lirios, Ajos ornamentales, Nazarenos, Fritillarias, Hippestarum.. y muchos otros.

otoño jardín 5
Bolsa de lirios de Holanda

Realmente hay muchos donde elegir, pero si queremos una variedad determinada o una especie más rara no nos quedará otro remedio que acudir a los grandes proveedores de bulbos extranjeros. Los más importantes se encuentran en Holanda, aunque también los hay en otros países como Italia o Francia. Estos proveedores, además de tener un surtido impresionante, muchas veces son bastante más baratos.

En cualquier caso, siempre que podamos, tendremos que comprobar que los bulbos se encuentran en perfectas condiciones. Así , además de ver su estado general ( enteros, limpios, etc..) , conviene palparlos para sentir si están demasiado blandos (síntoma de pudrición) y mirarlos de cerca por si tienen mohos que nos señalen la presencia de hongos; incluso calibrarlos «a ojo» para cerciorarnos de que el tamaño es el adecuado.

ALMACENAR

Si no los vamos a plantar inmediatamente, tras la compra o recepción del pedido de bulbos de temporada, entonces tendremos que guardarlos en condiciones adecuadas para que no se deterioren. Esto nos obliga a buscar un sitio ventilado donde no les de directamente el sol, que esté lejos de una fuente de calor y a salvo de roedores y parásitos.

Otoño jardín 6
Bulbos de Holanda

Algunos bulbos, como los narcisos, se mantienen viables tras mucho tiempo guardados , incluso en las peores condiciones. Pero la mayoría responden mal a un almacenamiento inadecuado, sobre todo aquellos que no cuentan con cubiertas o capas protectoras que impidan su desecación o el ataque de los hongos, como son los jacintos de los bosques ( Hyacinthodes sp.) y azucenas ( Lilium sp.)

Y , POR FÍN , PLANTAR

Se supone que, llegado el momento de la plantación, nuestros bancales estarán convenientemente preparados. Si no es así, tendremos que cavarlos, soltar el suelo y aportar algún tipo de abono orgánico como el compost o el humus de lombriz.

Plantador de bulbos de Mis Herramientas de Jardín

Cuando nuestros bulbos de temporada sean para naturalizar (2), entonces tendremos que hacer los hoyos de plantación de la profundidad adecuada ( normalmente es de dos veces a dos veces media la altura del bulbo) y añadir una mezcla de sustrato mejorado que ayude a establecerse a nuestro bulbo. Esta mezcla puede incorporar el mismo suelo, sustrato de plantación, compost, mezcla para macetas ya usada, humus de lombriz, etc.. Si nuestros bulbos son amantes de los terrenos muy drenados o sueltos – azucenas, colas de zorro ( Eremurus sp.), etc.. – añadiremos a la mezcla anterior una parte de arena de sílice o grijo fino.

Todas estas cuestiones y muchas más las estudiamos de forma muy práctica en nuestro curso «EL HUERTO DE FLORES» cuyo programa podéis ver aquí:

http://www.acantojardineria.es/wp-content/uploads/2020/09/PROGRAMA-CURSO-ONLINE-HUERTO-DE-FLORES.pdf

Y el resultado de muchas de nuestras plantaciones de bulbos podéis contemplarlo en la cuenta de Instagram:

https://www.instagram.com/fernandohortelano/

Más Info:

Notas:

(1) Tempero según el diccionario de la RAE es la «sazón y buena disposición en que se halla la tierra para las sementeras y labores».

(2) Naturalizar bulbos es la práctica de dejar los bulbos bajo el suelo año tras año. El éxito de esta práctica depende tanto de la adecuación de los bulbos a las condiciones de suelo y clima de nuestro jardín , como del conocimiento de los ciclos vegetativos y el respeto de los mismos al realizar labores de jardinería como limpiezas, siegas, etc..

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.