LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA REAVIVA EL ATAQUE DE LA ORUGA DEL BOJ

LA ORUGA DEL BOJ INVADE LOS JARDINES DE ASTURIAS

Hace poco más de un año avisábamos de que la plaga de la  oruga del boj había llegado a Asturias y de que la polilla Cydalima perspectalis comenzaba su acción parasitaria de los bojes de la región.

Mediante la implantación de los sistemas de lucha integrada contra la oruga del boj conseguimos que las plantas situadas en los  jardines cuidados por ACANTO jardinería y paisajismo se mantuvieran libres de la misma durante el año 2017.

 

Sin embargo, numerosas plantas de la zona se dejaron sin tratar por lo que el aumento de la plaga fue imparable y ahora se encuentra extendida por todo el Principado.  De forma que ya es fácil ver plantas absolutamente devoradas en diferentes zonas de la región.

 

LAS LARVAS INVERNANTES REINICIAN SU ACTIVIDAD

Tras un invierno especialmente húmedo y largo , con el consiguiente retraso en la brotación primaveral, la llegada del buen tiempo ha dado lugar a un gran incremento en la actividad de las larvas invernantes. Esto ha motivado  que nos lleguen consultas  y peticiones de tratamientos procedentes de toda la región.

ES NECESARIO COMENZAR YA LA LUCHA INTEGRADA

Los propietarios de estas plantas  deberían revisarlas con cuidado para encontrar las señales de su presencia y , en caso necesario, dar los tratamientos oportunos para eliminar las orugas del boj presentes.

 

 

 

 

Pero, sobre todo, sería muy eficaz  que tomaran la precaución de instalar trampas de feromonas que les avisaran de la aparición de las sucesivas generaciones de esta plaga.

Trampa colocada en un jardín histórico de estilo francés.

Los técnicos de ACANTO jardinería y paisajismo, mediante la colocación y supervisión de trampas “polilleros” cebadas con las feromonas específicas de la polilla del boj, detectamos la aparición de tres generaciones de polillas en el período comprendido entre Mayo y Noviembre del año pasado. Esta detección temprana de la plaga nos permitió dar tratamientos con Bacillus Thuringiensis respetuosos con el medio ambiente y muy eficaces contra las fases larvarias iniciales. La eliminación de estas  generaciones sucesivas de orugas del boj mantuvo el perfecto estado sanitario de nuestras plantas y evitó una mayor diseminación de la polilla. Por ello animamos a todos los propietarios de jardines con ejemplares de boj a que instalen trampas de feromonas y se unan al control biológico de la plaga en toda la zona cantábrica.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.